Sin el propósito de pisar terrenos científicos, popularmente se identifica el daltonismo con una condición patológica por la cual se confunden los colores. Pareciera que la padecen la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y el zar antipandemia, Hugo López-Gatell. Donde él ve rojo, ella ve naranja. Desde luego, no es daltonismo. Son posiciones contrarias donde cada quien tiene toda la razón, de ahí que es difícil inclinarse por alguna. En los últimos días, el número de contagios por la tercera ola de la pandemia ha vuelto a la cifra atemorizante de 20 mil casos (en Estados Unidos ya es de 100 mil). Se justifica, por tanto, encender la luz roja del semáforo. Del lado opuesto, no es aconsejable volver al confinamiento por los estragos económicos que genera. Inclusive está muy dividida la opinión respecto a volver a clases presenciales. En el sondeo que publicamos el viernes anterior, 51 por ciento de mil 272 personas dijeron “sí” a la vuelta al salón de clases, 25 por ciento dijeron “no” y 21 por ciento se pronunció por que la decisión debe dejarse a madres y padres de familia. La salida a esta contradicción “daltónica” corre por cuenta de la población y el gobierno. La gente debe seguir cooperando usando cubrebocas y las demás medidas preventivas y el gobierno no debe aflojar el paso de la vacunación. La gráfica muestra la situación que guarda México en relación con el resto de países del continente americano. Más de 70 millones de dosis aplicadas es una cifra impactante y estimulante. Sin embargo, falta un trecho importante por recorrer para que nuestro país alcance la “inmunidad de rebaño”. El tema de las vacunas y la apertura de la frontera norte serán asuntos que abordará hoy el presidente López Obrador con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

Vodevil judicial

El espectáculo que están dando ministros y magistrados del Poder Judicial es más cercano a una carpa de cirqueros que a la seriedad y formalidad con la que se supone deberían actuar. Por supuesto, no tiene nada que ver con administrar justicia pronta, expedita y, sobre todo, incorruptible. Es una lucha por el poder. Los ministros de la Suprema Corte se negaron a apoyar una extensión de la permanencia de Arturo Zaldívar en la presidencia. Y en el Tribunal Electoral de la Federación tumbaron al presidente, José Luis Vargas Valdez, y designaron a Reyes Rodríguez Mondragón, un magistrado identificado con Fox y Calderón. En otras palabras, la calificación de las elecciones del 6 de junio, y las que siguen, podría ser dominada por esos intereses. Si quieren ver el asunto con mayor realismo, la ciudadanía sólo votará, pero no elegirá; todavía faltará que el INE cuente los votos según su criterio y el tribunal diga su última palabra.

Ombudsman Social

Asunto: no le gusta que le digan “infumable”

En relación con su columna “Dinero”, publicada en el periódico La Jornada el 22 de julio de 2021, me permito atentamente comentarle lo siguiente.

Share:

administrator